Un fin de semana City break en Angers

Solo en pareja

Todas las semanas nos hacemos la pregunta: ¿qué vamos a hacer este fin de semana para relajarnos? ¿Y por qué no disfrutáis del arte de vivir angevino?

¡Un programa que te ofrece vagar por callejones históricos, degustar el famoso licor de Cointreau y visitar el Castillo de Angers! ¡Un buen plan de fin de semana cerca de París!

¡El fin de semana empieza el viernes!

A solo 2 h de París, podréis empezar el fin de semana ya el viernes por la noche. Una vez dejéis vuestras maletas en uno de los hoteles incluidos en esta oferta podréis hacer de todo caminando por el centro de la ciudad. Para empezar bien el fin de semana y sumergiros en una atmósfera romántica e intimista, subid al tejado del teatro Le Quai: ¡las vistas sobre el Maine y el castillo son maravillosas! Y si queréis quedaros a cenar en la terraza, pedid una mantita para estar bien a gusto. Bien calentitos debajo de ella, solo os quedará observar la puesta de sol y la aparición de las estrellas.

2 días para descubrir Angers y reencontrarse

Tras una buena noche, un buen café y unos cruasanes calentitos podréis ir hasta el Castillo de Angers cruzando el casco histórico. Sus encantadores callejones adoquinados, bordeados por casas con paños de madera que se remontan al siglo XV, os conducirán hasta la imponente fortaleza.
Cruzad el puente levadizo y presentad el City Pass : es la llave de entrada al lugar y os permitirá descubrir el patio del castillo. A pesar de su aspecto exterior, es muy agradable. Después de descubrir el Tapiz medieval del Apocalipsis (¡el más grande del mundo!) y los jardines franceses habrá llegado el momento de una comida para dos en una terraza de la Place du Ralliement.

El arte de vivir como en ninguna otra parte

Durante este fin de semana en Angers también podrás descubrir las especialidades angevinas y, especialmente, el Cointreau. Un delicioso licor perfumado a base de cáscara de naranja. No olvides reservar para poder visitar gratuitamente el museo Cointreau y terminar con una agradable degustación. ¡El momento ideal para compartir y aprender recetas de cócteles para hacer luego en casa! Para proseguir sumidos en la dulzura angevina, tenéis una cita en una «toue de Loire», un barco tradicional, para realizar un crucero al ritmo del río: un momento fuera del tiempo en el que conectaréis con la naturaleza.

Nos encanta

Vivir al ritmo de la dulzura angevina...
El City Pass: ¡una manera práctica y económica de descubrir el patrimonio angevino, sus castillos y sus museos en un fin de semana y a solo 2 h de París!