El street art en Angers

Visitar la ciudad de una manera diferente

El tranvía de Angers se viste de colores

Desde hace algunos años, las paredes de Angers se cubren de obras de arte urbanas. Algunas son permanentes, otras efímeras.

Te presentamos un pequeño paseo diseñado especialmente para los apasionados del street art que quieran descubrir Angers de un modo diferente...

Obras memorables en el centro de la ciudad

En las paredes de Angers, el paseante descubrirá las muy variadas obras del recorrido artístico urbano «Échappées d’art». Esta manifestación del arte contemporáneo puesta en marcha por la ciudad de Angers despierta la imaginación de los transeúntes, los cuales se verán sorprendidos por una creación original al entrar en una calle o en una plaza. Un inmenso perro de tres cabezas con unos fondos lisos de colores vivos, obra del artista Okuda, llama la atención en la esquina entre la rue Saint-Aubin y el boulevard Foch. Cerca del Maine, en la rue de la Parcheminerie, levantarás la mirada fascinado ante la obra «Abstract Thing», una ilustración con formas geométricas y colores suaves y brillantes. Se trata de un trabajo delicado y abstracto de Nuria Mora, una de las pocas mujeres que gravitan en torno al mundo del street art. Por su parte, el artista español Daniel Muñoz creó en 2018 el fresco «Dix sections» en la rue du Mail. Se inspiró en una obra de las colecciones de los museos de Angers para hacer aparecer de forma abstracta lugares, casas y monumentos... Estos son solo tres ejemplos de las muchas obras que florecen desde 2016 en las paredes de la ciudad y que dejan una marca única en el paisaje urbano.

Un hilo conductor por toda la ciudad

Las encontramos en todas partes, desde el centro de la ciudad, como la place du Pilori, rue des Cordeliers o rue du Mail, hasta los barrios más alejados, como Belle-Beille, Monplaisir o la Roseraie. En este último barrio, encontramos una obra llamada «La Douceur», realizada por "collectif du même nom" creada por Lemilo y Silas, dos pintores angevinos, en 2017. Esta obra colorida y delicada, situada en la pared de un inmueble de la rue André Maurois, simboliza la transmisión madre-hija. Cada año, el recorrido «Échappées d’art» se enriquece con nuevas contribuciones de artistas urbanos de todos los orígenes e invita a los paseantes a descubrir las obras pintadas, pegadas o instaladas en las paredes o en el mobiliario urbano. De hecho, durante el verano, se organizan visitas guiadas, a pie o en bicicleta, para los apasionados que deseen saber más sobre las obras del recorrido, así como sobre la historia del arte urbano.

Jugando al escondite en todas partes

Sin duda, disfrutarás también descubriendo, como si fueses un explorador de los tiempos modernos, las obras, ya sean anónimas o de artistas reconocidos, que se esconden en las paredes y el mobiliario urbano de la ciudad. Los artistas urbanos Dupin y Duclos han escondido cuatro ilustraciones de faros en las calles de la ciudad de Angers. ¡Una búsqueda de los faros que será recompensada con una linografía para los diez primeros que los encuentren todos! La pareja de artistas formada por Jordane Dupin y Corentin Duclos desde 2011 se mueve entre Nantes y Angers. Ya sea en una pared o en una exposición en la galería de arte contemporáneo LTK, examinan el impacto que tienen las ciudades y la sobreurbanización en nuestras sociedades. De hecho, en el marco de las «Échappées d’Art», han realizado un fresco en las ventanas de Le Repaire Urbain, en el jardín del museo de Bellas Artes. Del mismo modo, hay un gran número de pequeñas obras que se pueden ver mientras se visita la ciudad… Pintadas, hechas con plantillas, pegadas o incluso cimentadas, estas creaciones desafían tu capacidad de observación. Este es el caso, por ejemplo, de los mosaicos del artista Waldo, cimentados en las paredes. Entre ellos, encontramos un bonito zorro rojo en la place de la Paix y un pájaro azul posado sobre su rama, bien escondido en la rue de la Roë. ¡¿Podrás encontrarlos?!

La poesía de lo efímero

Arte efímero por definición, el street art no siempre busca ser visible a largo plazo. Por ello, debemos estar al acecho de estas creaciones pasajeras... Situados en espacios públicos o privados, los PAL (paneles artísticos libres), iniciados por dos angevinos, son instalaciones provisionales que permiten a los artistas dar rienda suelta a su inspiración, además de invitar a las artes gráficas a entrar en el día a día de los angevinos y de los visitantes...

El placer del descubrimiento

En la zona del campus Saint-Serge, una pared larga situada bajo el edificio de la biblioteca universitaria se ha convertido en un gran campo de juego dedicado por completo a los artistas urbanos de Angers o de fuera, a veces de renombre internacional, quienes pueden venir y pintar libremente. Los grafiteros cubren con sus sprays o pinturas las creaciones de sus predecesores, con lo que la sorpresa del descubrimiento se renueva continuamente. A lo largo de los años y de las ocasiones, los colectivos de artistas han ido ocupando regularmente espacios que iban a ser demolidos o rehabilitados... Los angevinos guardan el recuerdo impactante e increíble de todas las obras que se realizaron durante varias semanas en el inmenso Couvent de Nazareth o en una casa abandonada del centro de la ciudad, tomada al asalto por la Urb’expo de la asociación Art Project Partner en 2020. ¡Ahora te toca a ti descubrir las nuevas obras ocultas durante tu visita!