Angers, una cocina local y responsable

Primer plano de un plato del restaurante Osé

La dulzura de vivir angevina pasa también por comer bien gracias a una cocina creativa, innovadora y elaborada con productos locales de calidad.

No podemos negarlo: ¡en Angers, nos encanta la buena cocina! Pequeña selección de restaurantes angevinos que adoptan un enfoque sostenible.

Sens

Nicolas Adamopulos, joven talento de Gault & Millau 2019 y antiguo segundo del chef Christopher Hache en el Crillon, ha sabido hacerse un hueco a plena vista en el paisaje gastronómico angevino. En su restaurante, el Sens, en la rue Boisnet, ofrece por las noches una cocina de alto nivel que se basa en unos excelentes productos de temporada de origen local. Aquí solo hay un menú y los gourmets no tienen ninguna queja al respecto. La gran calidad de los productos, la base de este viaje culinario en cinco secuencias, se expresa plenamente en una cocina sutil, técnica y original.

Osé

El restaurante Osé seduce a los angevinos año tras año por una carta que se renueva sin cesar reconocida por Gault & Millau y por su certificación ecorresponsable Green Food. Bajo los pozos de luz del comedor principal, con su decoración refinada, los comensales disfrutan de una cocina deliciosa en un entorno relajante. El servicio es atento y discreto. Creatividad, calidad de los productos bio, cocciones perfectas... ¡Mención especial a las excelentes propuestas vegetarianas!

Maison Watson

Maison Watson es una pequeña cantina de productos bio en la que vegetarianos y vegetalianos encontrarán lo que buscan. El lugar funciona como un catering y ofrece una carta corta de productos de calidad para comer en el local o para llevar. Sopas, tartas, pizzas, bourguignon, brownies o tarta de zanahorias... El enfoque sostenible es de agradecer, con una cocina de productos de calidad, 100 % vegetariana y con un espíritu «cero desechos». Es la cantina ideal para comer o merendar de un modo sano y sabroso.

Autour d'un cep

En un restaurante ineludible de la place d’Angers, el joven chef angevino Thony Pohu nos ofrece una cocina gastronómica sencilla que ensalza tanto los productos como a los productores. Se ha centrado en un enfoque ecorresponsable que busca el 100 % local, los productos frescos y de temporada y los vinos seleccionados con esmero por el sumiller Thomas Picoche, antiguo trabajador del grupo Ducasse: son todos los ingredientes necesarios para crear un buen restaurante. Los platos son tan bonitos como buenos y creativos y el local, con piedras de pizarra y de toba calcárea vistas, presenta un estilo muy angevino.

Le Resto du jardin

El respeto por el medioambiente y los recursos es el hilo conductor del restaurante de Le Jardin de l’Avenir. En Le Resto du Jardin, se cocina produciendo una cantidad mínima de desechos, los cuales vuelven a la tierra del jardín en forma de compost. Es la magia de lo hiperlocal, lo ultrafresco, lo rico, lo bonito y lo bio. Le Resto du Jardin también es un lugar para tejer vínculos sociales que está agradablemente acondicionado para que todo el mundo se sienta a gusto. Un espacio plural en el que se pueden recolectar verduras, comer, hacer la compra, conocer, dialogar y recuperar fuerzas.

Les casse-croûtes de Suzy

Productos ecológico, ensaladas, quiches y postres caseros elaborados cada día, menús para todos los apetitos e incluso para vegetarianos y vegetalianos... Así es la receta del éxito de esta bonita cafetería, tal y como atestigua la larga cola que podemos encontrar todos los días a mediodía frente a ella. Te recomendamos encarecidamente que pruebes la experiencia de visitar este negocio familiar: detrás del mostrador, encontrarás a la propia Suzy, a sus padres y a su hermana.

Mauvaise graine

Si buscas un lugar en el que comer o cenar, Mauvaise Graine es una cantina vegetaliana del centro de la ciudad que tienes que probar: una cocina rica y bio en un local que ofrece una bienvenida cálida. Los platos son caseros y muy sabrosos. Cocina casera – productos bio, locales y de temporada – 100 % vegetaliana. Los platos están inspirados en la street-food y tienen influencias de la cocina de varios países.

Le Relais

La antigua oficina de correos del siglo XIX, situada en el 9 rue de la gare, es un espacio angevino histórico. Buscando mantener el encanto del lugar, Julien Ropars y Frédéric Algan tomaron el relevo aportando su amor por los productos locales, frescos y bio. Julien Ropars, un apasionado del vino, ha elaborado una carta de vinos esencialmente bio y naturales. Ambos han creado un local agradable en el que podremos comer una cocina de bistró con recetas con carácter, entre la tradición y los gustos actuales, sumergidos en un enfoque ecorresponsable con una certificación Écotable.

Lait Thym sel

En Angers, un chef ostenta actualmente la tan codiciada estrella de la Guía Michelin. El restaurante Lait Thym Sel, por Gaëtan Morvan y su esposa, Fanny, ha sabido seducir muy rápidamente a los amantes de los buenos restaurantes. Instalado en el bonito quartier de la Doutre, muy cerca de la abadía de Le Ronceray —a la que, de hecho, te recomendamos acercarte para echar un vistazo—, este minúsculo restaurante no se vacía nunca. Platos muy hermosos, combinaciones sutiles, sabores equilibrados: todo está listo para ofrecer una experiencia culinaria única.